lunes, 9 de noviembre de 2015

HOMINI LUPUS. DESPUÉS DEL 7N.

Hubo un tiempo en el que el bien común importaba a más seres humanos. Nunca a todos, pero sí a muchos más. Importaba la fuerza y la salud de cada una, de cada uno; las tierras comunes, los frutos comunes, el fuego de todos, la honestidad, la templanza, la solidaridad.  
Pero he aquí que un día el egoísta cavila y urde una estratagema para poder continuar con su egoísmo sin ser señalado, sin ser condenado por la comunidad a la vergüenza y al ostracismo. Con mucho descaro y aún mayor labia, va haciendo creer a los demás, día a día y sin descanso, que su forma de comportarse no sólo es la más natural, sino que es bella y es buena.
Que querer apropiarse de cuanto más dinero mejor, es lo que hace- y lo que debe hacer- cualquier hombre que es sincero consigo mismo. Que pelear y conquistar tierras y bienes ajenos es saber ser un héroe. Que someter a otros seres humanos  y tratarlos como esclavos es convertirse en señor. Y que someter a las mujeres y hacerles saber quién manda es convertirse en el mejor y el más feliz de los hombres. Todas esas cosas forman parte indisoluble de un todo, que se llama masculinización: la forma en la que los egoístas institucionalizan su egoísmo llamándolo masculinidad, hombría, heroicidad.
Millones de hombres se apuntan al carro, aunque saben muy bien que el cuento que se están contando no es de ningún modo cierto. Que para que el mundo gire y continúe existiendo es necesario que la mayor parte de la humanidad no se comporte como ellos. Que es imprescindible que haya un buen número de personas que sigan preocupándose por el bien de todos, incluido el de ellos. A esos otros, les llaman mujeres; les llaman afeminados; les llaman esclavos o siervos. Y les echan la culpa de serlo.
Por eso al capitalismo o a cualquier otra clase de poder le resulta tan difícil deshacerse de algo como el machismo y la violencia que subyace en él. Porque forma parte de la violencia que el propio poder ha ejercido desde siempre, pero que para poder ejercerse, necesita primero haber sido naturalizada, institucionalizada, transformada en lo natural, en lo bueno y en lo bello.
Los crímenes machistas dicen mucho de los individuos que los cometen, pero dicen más del gobierno que los tolera y pretende que no puede hacer más. Porque el poder que así se comporta es el que más suele necesitar de hombres y sociedades que crean que esa violencia, que esa agresividad y que ese egoísmo son lo que se llama ser hombre, ser humano, ser un animal racional. 
Que el hombre es un lobo para el hombre ha sido siempre la frase favorita del lobo, en última instancia la de gobiernos de lobos, pero nunca, jamás, la de un hombre o un gobierno democrático de verdad.
A tan sólo dos días del 7N, en nuestro país ya hay cinco mujeres asesinadas más.



viernes, 6 de noviembre de 2015

LA ASOCIACIÓN DE MUJERES UNIVERSITARIAS DE MADRID SE UNE A LA MANIFESTACIÓN CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS POR LAS CALLES DE MADRID


El 7 de noviembre de 2015, a las 12h, mujeres y colectivos feministas de todo el territorio español marchamos juntas a Madrid para exigir que la lucha contra las violencias machistas sea una Cuestión de Estado. La Marcha saldrá desde el Ministerio de Sanidad en el Paseo del Prado hasta Plaza de España.
Invitamos a toda la población civil a que se sume a esta Marcha, ya que la erradicación de las violencias machistas y las violencias hacia las mujeres es una cuestión que atañe a toda la sociedad.
¡Ni un feminicidio más! ¡Basta de violencias machistas y de inacción por parte de la justicia y de los gobiernos!




sábado, 22 de agosto de 2015

PASTILLA ROSA, PASTILLA AZUL: SEXUALIDAD, ANDROCENTRISMO Y FARMACÉUTICAS.

Leemos en los diarios de los dos últimos días, que en las farmacias estadounidenses estará disponible, a partir del próximo mes de octubre, la Flibanserina, a la que los medios de comunicación se refieren como la “viagra femenina”. Pero lo cierto es que parece que no lo es.

Dejando al margen el hecho infantil del color con el que las farmacéuticas han teñido cada uno de sus dos productos –azul para ellos, rosa para ellas- conviene señalar unas cuantas diferencias bastante más serias:

En primer lugar, la flibanserina actúa contra el “deseo sexual hipoactivo”, es decir, que mientras que la “viagra” masculina se ideó para que los hombres que quisieran, pudieran mantener relaciones sexuales, la femenina se ha ideado, en cambio, para que las mujeres que no quieren, sí quieran (y puedan así, supuestamente, ser más felices, lo cual ya parece un pensamiento bastante perverso).

Pero además, la pastillita de marras nos trae la nueva de que ya no va a valer no querer. Las presiones pueden comenzar a apuntar en una dirección que asusta. Porque ¿cuántas mujeres a partir de ahora se sentirán presionadas para cambiar el sentido de su voluntad, para estar siempre dispuestas a los deseos de “su” hombre –o de otros hombres- cuando la “ciencia” le está diciendo que ya no hay razón para decir no, excepto su terquedad para no ingerir la dichosa píldora?
Más aún ¿cuántos hombres comprarán esa pastillita rosa y se la harán ingerir, en cualquier lugar público o privado, con o sin el conocimiento de la mujer? Porque la flibanserina tiene efectos secundarios igualmente opuestos a los de la viagra masculina: produce sueño, disminución de la presión arterial, puede llegar a ocasionar incluso desmayos… induce, digámoslo de una vez, una imagen –y una realidad física- de debilitación de la mujer, completamente contrarias a las de la píldora masculina.

Para terminar de rematar el concepto, la viagra masculina actúa sobre la presión arterial, mientras la flibanserina actúa… sobre el cerebro. A nivel simbólico, el mensaje que se emite es: si la mujer no quiere tener relaciones sexuales es porque está mal de la cabeza. Fisiológicamente, supone debilitar su actitud o voluntad, para volverla más receptiva a la relación sexual.

La primera intención declarada de los “científicos” de turno es administrarla únicamente a las mujeres pre-menopáusicas (abundando en la idea de que si no quieren sexo es porque no andan muy bien de lo suyo, que al final es del cerebro). Pero tras esa cortina se esconde la realidad de la presión hacia una sexualidad androcéntrica, y el hecho incontrovertible de que todos y todas, mujeres y hombres, tendrán a partir de ahora legalmente a su disposición una pildorita para que las mujeres vivan sin vivir en sí, y quieran aunque no quieran. Algo así como para que las mujeres puedan anular su voluntad por voluntad propia.

En realidad, la única semejanza entre tan diferentes productos farmacéuticos, es que insisten en una visión de la sexualidad humana –y de la diferenciación de roles sexuales entre mujeres y hombres- que creíamos ya superada, y que ambas parecen tener en cualquier caso el mismo cliente final: ese que sí quiere, y quiere que las mujeres quieran, como, donde y cuando él quiera.



domingo, 19 de julio de 2015

España tiene un serio problema en materia de Igualdad

Josune Aguinaga Roustan
Profesora Titular de Sociología
Presidenta de la Asociación de Mujeres Universitarias de Madrid.


El Cedaw es la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer, aprobado por Naciones Unidas en 1979.

Las recomendaciones de Naciones Unidas suponen una vigilancia internacional sobre los avances que deben realizar los países para alcanzar los derechos humanos y los objetivos del milenio. Aunque no son vinculantes suponen un buen revulsivo para los países que no cumplen con sus deberes hacia sus ciudadanos y ciudadanas.

Cada cierto tiempo la ONU realiza, misiones de reconocimiento sobre el cumplimiento de los países firmantes de los tratados o de las convenciones de diferentes materias. En concreto, el CEDAW, acaba de realizar un informe sobre España en el que las recomendaciones muestran que en materia de igualdad se está retrocediendo sobre lo ya conseguido en años pasados. Aunque un trabajo de esta naturaleza tiene de interlocutor al Gobierno correspondiente quien realiza su propio informe aclaratorio.

Además de estos dos interlocutores se encuentra en juego otro sector muy organizado de la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales que realizan también su propio informe una de ellas el Cedaw en la sombra, que es una Plataforma en la que participan  organizaciones tanto de igualdad como generalistas, incluye 277 organizaciones de mujeres y no específicas, que suscriben el informe.

Por tanto tenemos tres patas en las que se basa todo este revuelo que se está organizando estos días por nuestro país. El suspenso lo ponen los medios de comunicación haciéndose eco de la sociedad civil, después de analizar el informe del grupo de trabajo de la CEDAW.

Entre las recomendaciones específicas de Naciones Unidas para España en su informe de diciembre de 2014,  quiero resaltar dos. Una en la que se recomienda retomar la Educación para la Ciudadanía, porque en ella se enseñaba a niños y niñas a ser mas iguales y aceptar la diversidad. Y el segundo trata de la necesidad de hacer un cambio en la Ley contra la Violencia de Género, ya que al estar dirigida de forma exclusiva a las mujeres maltratadas o asesinadas por su pareja intima quedan fuera muchas mujeres y niños y niñas víctimas de la violencia machista.

De esta agenda el Gobierno ha retomado algunos de los temas que más le han interesado y está tratando de dar respuesta a ciertas cuestiones con una ley de protección del menor en la que los artículos 11 y 12 tratan de violencia e incluso explicitan la violencia de género.

Por su parte el “Cedaw en la sombra” plantea el temor de la vuelta atrás en cuanto a la Ley de Salud sexual y reproductiva, en la que se encuentra legislado el aborto, enmarcado en las directrices europeas de forma que, siendo las leyes similares no se tengan que producir movimientos de mujeres entre países en busca de un aborto ilegal en su país pero legal en los de su entorno.

Precisamente el 16 de julio, el congreso de los diputados ha aprobado estas dos modificaciones de las respectivas leyes. La primera con amplio consenso pero sin acompañamiento económico (la referida a protección de menores), en la segunda se han cumplido los temores de las ONG´s por exigir el acompañamiento parental en la demanda de IVE.

En cuanto a la Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género recibe muchas críticas pero no todas están fundamentadas. Y aquí entra la cuarta pata necesaria para alcanzar la igualdad, la que constituyen el ciudadano y la ciudadana de a pie como tales, ya sean políticos, jueces, profesores, comerciantes, gestores, empleados de comercio o de la construcción que no han llegado a comprender en que consiste esta desigualdad o discriminación según los propios términos de Naciones Unidas. Y no han llegado a comprender que genera víctimas, muertes y enfermedades producidas por asesinos y maltratadores violentes.

A la sociedad, por ahora, no se le puede pedir “sensibilidad de género”, o lo que se ha dado en llamar las gafas violetas, que son el instrumento que hace ver y percibir en cada momento las situaciones discriminatorias. Pero tampoco se consigue que cada ley, cada actuación política, cada propuesta en la sociedad tenga perspectiva de género, es decir tenga en cuenta los datos existentes que demuestran las diferencias en las ciudades, en los salarios, en las TIC en los estudios, en los trabajos, en definitiva en cualquier ámbito de la vida.  Algo que educación para la ciudadanía aportaba para los futuros hombres y mujeres de este país.

Y realmente, pienso que quien no cumple la ley es un delincuente y tenemos una Ley de Igualdad que es reiteradamente incumplida. Pero no solo incumplida sino sometida a rocambolescas interpretaciones mantener vigente aquel dicho tan español “puesta la ley puesta la trampa”. Y así, como los poderes en general están en manos de los hombres, el resultado de nuestra sociedad es que es una sociedad machista, aunque nos cueste reconocerlo y nos produzca mucho pesar.

Hay ejemplos muy escalofriantes como las declaraciones del alcalde de Granada “las mujeres más elegantes cuanto más desnudas”, dirigiéndose a un grupo de chicos y chicas adolescentes, o aquel otro que ya dejó de ser alcalde que decía que no quería subir en un ascensor con una mujer porque le podía acusar de violador, y un sinfín de despropósitos de esta naturaleza relativos a las mujeres.

Los términos utilizados para insultar en los “comentarios” de los medios de comunicación a feministas o simplemente mujeres que escriben son: feminazis, penefóbicas, o monjitas, (muchas lo sabemos en primera persona). Las jóvenes que quieran estar presentes en los videojuegos, como jugadoras o programadoras comentan en un reciente documental que ya están acostumbradas a que las manden a fregar, y muchos más epítetos que incluso son inventados para tal ocasión y aplaudidos por jaurías humanas dispuestas  a no dejar pasar una (a las mujeres). Además las mujeres que escriben son también amenazadas incluso de muerte algo que la policía debería tener más presente porque estas amenazas son delitos de odio. Sí, hay hombres que odian a las mujeres por ser mujeres, no las conocen pero las odian. Creo que es necesaria una protección de estas mujeres para que pueden ejercer libertad de expresión en todas sus formas, porque  estas actitudes provienen  del ciudadano de a pie que cada día deja su ideología, como impronta, en los medios digitales.

Y es un país machista cuando se malinterpretan e incumplen los mandatos de la ley, como cuando las empresas hacen el plan de igualdad para cubrir el expediente, los organismos de la administración ponen las oficinas de igualdad en manos de irresponsables que no tienen sensibilidad de género, pero tampoco son capaces de intentar ver el mundo desde una perspectiva de género.

Así no es de extrañar que los gobiernos y me refiero al central, los autonómicos y los locales pierdan de vista los problemas de discriminación que todavía sufren las mujeres, tampoco es de extrañar que a todo un presidente de gobierne se le escape que, quiere que las mujeres se dediquen a los hijos, en casa (cuando económicamente es imposible), y establezca premios para ello. Tampoco es de extrañar que los recortes afectan más a las mujeres y así un largo etc. de agravios que cada día sufren las mujeres y cuando no lo hacen en silencio, como era la norma de hace un siglo, son insultadas por sus conciudadanos. Y en estas condiciones es difícil poner orden porque quien lo debe poner no sabe, no entiende, y es más pone orden donde no es necesario ponerlo.


Así, Naciones Unidas, el CEDAW, se lo recuerda, “no estáis cumpliendo”, “estáis retrocediendo” pero el presidente del gobierno es además “el ciudadano modelo” de los que no perciben, porque no comprenden, el serio problema que plantea el CEDAW y que afecta a la mitad de su ciudadanía.

martes, 12 de mayo de 2015

LEGALIZAR ¿LA PROSTITUCIÓN? (I)

El Estatuto del Trabajador Autónomo, aprobado en España en 2007, permite que quienes ejercen la prostitución puedan darse de alta en la seguridad social como trabajadores autónomos. Dado que no es fácil imaginar a un usuario de dichos servicios pidiendo factura, el montante a declarar se hace por estimación directa, sin necesidad de que figure el nombre de los clientes, tal y como también se hace en centros de masajes y otros tipos de servicios personales. Por lo tanto, el debate sobre la regularización de la prostitución, cuando hace ocho años que puede ejercerse como actividad autónoma reconocida, a bote pronto suena vacío. ¿Qué es exactamente entonces lo que quieren, quiénes lo quieren y qué es lo que proponen al respecto partidos como Ciudadanos?

En primer lugar, hay que decir que quienes lo quieren no son las trabajadoras y trabajadores del sexo, sino sus empresarios. Son ellos quienes quieren “dignificar” su propia posición.  Y así, teniendo identificado el quién, es mucho más fácil saber el qué. La página web de la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne (ANELA), resume bien  lo que se quiere -y que se recoge en suma en el programa de Ciudadanos- de la forma siguiente:

PETICIONES A LOS GOBIERNOS AUTONÓMICOS

•    Crear una regulación para los locales de alterne con el objetivo de establecer los requisitos y las condiciones que tienen que reunir los locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución, así como los reservados anexos donde se desarrolla la prestación de servicios de naturaleza sexual, y establecer las limitaciones y las prohibiciones inherentes a estos tipos de establecimientos.
•    Prohibición de la prostitución callejera y en viviendas no autorizadas. Perseguir de forma constante estas actividades ilegales que en muchos casos están controladas por las mafias.
•    Implantación de políticas sociales específicas para que las personas que han ejercido la prostitución no sean discriminadas en su futuro laboral y social.
•    Crear una regulación para la publicidad de los locales de alterne.

PETICIONES AL GOBIERNO CENTRAL

•    Una regulación de las actividades de carácter sexual mediante una proyecto de Ley Estatal.
1.    Un epígrafe específico de actividades sexuales, donde los hombres y mujeres que ejercen la profesión pudieran acogerse fiscalmente para pagar sus impuestos.
2.    Cotización a la Seguridad Social en régimen de autónomos. Es la única forma de garantizar la libertad de quienes ejercen la actividad sexual. Optar por el régimen general supondría la obligatoriedad de un trabajo por horas y sin posibilidad de discriminación de clientes entres otros muchos más inconvenientes.
3.    Medidas sanitarias a cumplir por los hombres y mujeres que se dediquen a las actividades sexuales como profesión.
•    Modificación del Código Penal de manera que se castigue con mayor dureza los delitos de proxenetismo y relación forzosa con actividades sexuales.”[i]

Es decir, para hablar más claro, que lo que no quieren es que las mujeres ejerzan solas. Autónomas, sí, pero no por su cuenta ni decidiendo lo que cobran. Lo que quieren es que la legislación española les diga que el negocio entero es sólo para ellos, prohibiendo que la prostitución se ejerza fuera de sus locales, donde hoy consiguen una media de 45.000 € al año por cada trabajadora (a una media estimada de 20 trabajadoras por local, en datos de la propia Asociación) y persiguiendo la actividad fuera de los dominios de su propiedad. Claramente el lucro que obtienen de ellas no les parece suficiente y quieren más.

Hay que prestar atención al recordatorio de ANELA sobre una posible cotización al Régimen General de la Seguridad Social, advirtiendo que supondría trabajar directamente por un salario (¿mínimo, tramposo, precario?), que establecería a su voluntad el propio empresario, con horario definido y sin que las trabajadoras pudieran negarse a la demanda de ningún cliente. 

¿Por qué este recordatorio? Aparentemente, Rivera vende para su programa, como algo nuevo, lo que ya recoge la legislación desde 2007, es decir, que quienes ejercen el oficio puedan darse de alta como autónomos. También aparentemente, es lo mismo que sigue pidiendo ANELA, como si fuera algo igualmente nuevo. Pero, si es algo que ya está hecho ¿por qué se abre otra vez el mismo melón?

Cuidado con la letra pequeña, porque con todo este barullo, tal y como señala el Colectivo Hetaira[ii], tal vez podría acabar ocurriendo en el ámbito de la prostitución aquello de los “falsos autónomos” obligados a pagar de su bolsillo la seguridad social pero en realidad cobrando un sueldo tan mísero –o maravilloso- como tengan a bien establecer y, en el mejor de los casos, pagar, aquellos empresarios a quienes el gobierno haya regalado por fin el negocio. No tiene fama el empresariado español de derrochar en salarios para sus trabajadores.

Ya sabemos, por lo tanto, cuál es el verdadero objetivo de la cuestión: una vez más, la pasta gansa. Más dinero para el club de los dueños de los aproximadamente 1.500 locales que se estiman en España. Pero no la libertad o la dignidad de ningún trabajador.

(Continuará…)










domingo, 22 de febrero de 2015

SIN MALDAD.


Así dicen actuar generalmente los micro-machismos actuales: sin intención, sin maldad, porque en las mentes febriles de esos micro-machitos de poca monta, despreciar a las mujeres sigue sin ser nada importante, no creen que sea un verdadero acto de maldad. Y esa es exactamente la medida de la sociopatía que sufren y de lo enfermos que están. 

Parece que actualmente nuestro día a día ya no va de intentar hacer las cosas bien, va de hacerlas intencionadamente mal y si cuela, cuela, y si alguien pone el grito en el cielo entonces sí, entonces nos arrepentimos mucho y decimos que perdón, que no era nuestra intención, en esto como en todo. El penúltimo ejemplo puede verse a través del enlace http://www.eldiario.es/andalucia/Mujer-copas-plan-perfecto-hombre_0_358714271.html

La pregunta es ¿que no había intención de qué? ¿qué era lo que no se quería? ¿que las mujeres no bebieran más de la cuenta para no enterarse de nada y no quedar a merced de los "caballeros" cuyo plan perfecto es una mujer con cinco copas en el cuerpo? ¿que no nos enterásemos de una frase pegada a un cartel publicitario? ¿que sí nos enterásemos, pero que no nos importase? ¿que nos hiciera alguna gracia?

Atentas a los famosillos enredados en la campaña. Quién sabe si nos cruzaremos con ellos algún día en nuestro camino, y vayamos, tal vez, a pisarles el callo sin querer, sin maldad y sin intención ninguna.



jueves, 29 de enero de 2015

¡ALEXIS TSIPRAS SE OLVIDA DE LA IGUALDAD!

   Queridas todas, retomamos nuestra actividad en el blog con el comienzo del año político, tras la victoria de Syriza en las elecciones griegas. Habiéndose quedado a dos escaños de la mayoría absoluta, Syriza, que se declara de izquierdas, acaba de pactar gobierno con ANEL, un partido más a la derecha que Nueva Democracia. Comparten tesis respecto a la troika y a la necesidad de recuperar la soberanía nacional, pero no ocurre lo mismo con los derechos humanos y las libertades: ANEL propugna la expulsión de inmigrantes, se opone a reconocer algunos de los derechos de los que gozan en otros países las minorías sexuales y no quiere ni hablar de la separación de poderes Iglesia-Estado, lo que significa hacer ley de creencias patriarcalistas que no abren tampoco mucha esperanza para los derechos y libertades de las mujeres. Algo así como si Podemos acabara de pactar gobierno con VOX.

   Una vez más, parece que lo urgente (y siempre hay algo urgente) desplaza a lo importante, y que las mujeres y las minorías sociales (étnicas o sexuales) habrán de seguir esperando su turno eternamente. De momento, Syriza ya ha renunciado explícitamente a la separación entre Iglesia y Estado, a reconocer el derecho a tener hijos a las parejas homoparentales (un punto que desapareció de su programa tan sólo 10 días antes de las elecciones) y también hemos tenido  la triste ocasión de comprobar que en el gobierno recién formado no hay ni una sola mujer.

   Sin embargo, durante todo este tiempo las mujeres sí han estado en la primera línea de batalla, tanto en el interior como en el exterior de los hogares, sacando a sus familias adelante, haciéndose cargo de los menores, mayores y dependientes a los que el Estado había abandonado; peleando por sus salarios en sus centros de trabajo, llenando las calles en las manifestaciones, estando las primeras en los actos solidarios, luchando contra las injusticias perpetradas al alimón entre los intereses políticos y económicos (véase, por ejemplo, la página Hellenic Mining Wathc). Como Pegaso alado, han resistido, y han llevado a lomos a sus hombres, a sus padres, a sus hijos, a sus hermanos, hasta la victoria que ellos después, al parecer, creen deberse sólo a sí mismos, a su propia astucia, a su prepotencia, a su testosterona.

   A estos Belerofontes, más pronto que tarde, también les llegarán los dioses a tirarles del caballo y a hacerles saber que no merecen ese Olimpo con el que sueñan. Y con ello, una vez más, volveremos a perder todas y todos.


  Viendo las trenzas de nuestras vecinas pelar, hemos de poner las nuestras a remojar: habrá que desaconsejar, desde el principio, el voto y la lucha al lado de quienes nos ninguneen, de quienes no consideren nuestros derechos una prioridad ni una urgencia. Y habrá que exigir desambiguación, claridad absoluta y garantías. Si no es al lado de los derechos y las libertades de todos pero también de todas, si no es lado de las mujeres, nadie será nunca lo suficientemente grande; nadie tendrá nunca la suficiente fuerza y el suficiente capital social. Sí, algunos dicen que lo importante es comer, pero aún más importante es tal vez que exista una razón para querer comer y continuar resistiendo.